Hace algunos días, Carlos Rovira como conductor de la renovación, dio señales políticas claras de los carriles políticos sobre los que transitará el partido oficialista en materia electoral, al señalar que quienes gobernaron dos períodos dejarían automáticamente el espacio a otros dirigentes. Algunos hicieron foco en que el mensaje estaba dirigido al ex gobernador y actual diputado nacional Maurice Closs, quien tendría la intención de volver a ser candidato a gobernador en el 2019, cuando en verdad el mensaje fue dirigido a toda la dirigencia y funcionarios de la renovación, a pocos meses de las elecciones parlamentarias.
   Rovira también dio otro dato significativo, que es el de impulsar el refresh político, es decir la posibilidad de dar paso a nuevas figuras, con nuevas energías e ideas innovadoras.  Se especula que el refresh será expresado en las listas de candidatos a legisladores nacionales y provinciales, que según el gobernador Hugo Passalacqua se darán a conocer entre el 15 y 20 de junio de este año.
   Con este mensaje, Rovira no solo baja las expectativas que tienen algunos dirigentes de la renovación de formar parte de la lista de candidatos a diputados, sino que de alguna manera, al trasmitir cual es el pensamiento y camino político a recorrer, le da tiempo de digerir la idea a muchos de los que tenían expectativas de ser candidatos y que deberán resignar su aspiración dando lugar a la incorporación a nuevas figuras, con nuevas energías e ideas innovadoras, para que se note la renovación dentro de la renovación, con la idea de mostrar al electorado una propuesta de dirigentes nuevos pero manteniendo las premisas del proyecto político misionerista.
   Al pensamiento del conductor de la renovación se le agrega la impronta marcada por el gobernador Hugo Passalacqua, de hacer política de a pie, escuchando y estando cerca de la gente y resolviendo los problemas más urgentes. Llevando una gestión política y de gobierno más sencilla y directa sin grandes anuncios, ni discursos. Y es en esta línea en la que se mueve todo el gabinete de Passalacqua hoy día.
   Y seguramente todos estos elementos serán tenidos en cuenta al momento de confeccionar la lista de candidatos que propondrá el partido gobernante en la provincia, era una idea que se venía manejando desde hace un tiempo, y que al parecer llegó la hora de que algunos dirigentes renovadores entiendan y comiencen a aceptar que cumplieron un ciclo, y deberán dar un paso al costado sin dejar la militancia política, trabajando desde el llano.
Casas y cuentos chinos
   Baja la inflación, pero también baja el consumo de bienes y servicios, la regla del mercado es clara, cuando la demanda cae también los precios se mantienen o retraen, mas allá que los costos fijos y variables aumenten. La lógica empresarial es la de bajar los niveles de rentabilidad para poder mantenerse en actividad y lograr como mínimo pagar los costos fijos de producción y esperar que la economía repunte, y es mejor mantenerse optimista que pesimista.
   Hay cosas que desde el gobierno nacional que encabeza Mauricio Macri, se anuncian y no se ven. Dicen que hace meses se está reactivando la economía y el empleo, pero desde los sectores industriales siguen anunciando despidos y suspensiones de empleados. Dicen que la inflación esta controlada y en baja, cuando ello no se ve reflejado en la adquisición de bienes y servicios, mientras se sigue escuchando en la calle que todo sigue aumentando. Y la verdad siempre está en la gente, en la calle y no en los discursos, que muchas veces buscan desmentir o como mínimo desvirtuar y poner en duda la realidad.
   No existe actividad económica que hable de aumento en el consumo, por el contrario, todos los sectores intervinientes en la economía hablan de una caída constante en las ventas en diferentes porcentajes, según el rubro y por consiguiente esto habla que existe una disminución en la producción de bienes y servicios, lo cual se traduce en menor ocupación de mano de obra. Digamos que las cuentas son muy sencillas de explicar y de entender.
   El gobierno de Mauricio Macri está en tratativas para cerrar un negocio millonario para China por hasta 1.000 millones de dólares para la importación de viviendas prefabricadas. La noticia generó preocupación y bronca en el sector maderero y de la construcción, que se verá directamente afectado. Lo que podría significar el reemplazo de toda la construcción tradicional en los planes de vivienda, lo que afectaría a la mano de obra local con inevitables pérdidas de puestos de trabajo.  Esto echa por tierra la idea del gobierno provincial de darle valor agregado a la industria maderera en la provincia, que tiene capacidad de producir viviendas prefabricadas. En ese sentido el gobernador Hugo Passalacqua, ya solicitó al gobierno nacional que evalúe la oferta de casas prefabricadas que existen en la provincia.
   Una vez mas el gobierno nacional demuestra que dice una cosa y hace otra, dejando la sospecha que se desprecia a la industria nacional y se privilegia la importación, sin importar cuantos aserraderos cerrarán sus puertas y cuantos trabajadores quedarán sin trabajo. Sería bueno que también miren hacia el interior del país.
Artículo visitado 116 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top