Dos importantes manifestaciones nacionales pusieron de relieve que el sector asalariado no la está pasando bien y expresó su descontento con las políticas nacionales.
   El primero de ellos fue el contundente paro nacional docente; y a pocas horas, otra gran convocatoria del triunvirato que conforma la CGT nacional. Las multitudinarias manifestaciones se produjeron a pocos días de que el presidente Mauricio Macri diera el tradicional discurso de apertura en la Legislatura Nacional, señalando que se comenzaban a ver los resultados de la política económica en la reactivación de la economía. Paradójicamente, dos empresas automotrices -Volkswagen y General Motors- anunciaron la suspensión de trabajadores por nueve meses. La primera de ellas suspendió a 900 trabajadores y la segunda a 350.
   En la semana se conoció que dos empresas lácteas muy importantes anunciaron que están en una grave crisis económica y cerraron algunas de las áreas de producción con la correspondiente suspensión y despido de personal.
   Toda esta situación de despidos y suspensiones genera una gran incertidumbre en el sector de los trabajadores por el mantenimiento de su fuente laboral. Pero fundamentalmente, le mete presión a los gremios en la negociación de la recomposición salarial puesto que el empleado teme perder su trabajo, la patronal sabe de ese dato y presiona para que los incrementos salariales sean mínimos.
   Dentro de este contexto, la inflación en el mes de febrero se ubicó -según las consultoras privadas- en un 2,5 por ciento, lo que proyectada a diciembre de este año superaría por varios puntos la inflación proyectada por el gobierno nacional.
   Obviamente que el gobierno nacional sintió el impacto de las dos grandes manifestaciones, que coincidieron con los sondeos de opinión en torno al malestar de la gente por la caída de salario, los despidos y la inflación, por ello, luego de su discurso, el presidente Macri salió a las redes sociales en una campaña con la consigna “no aflojemos”, es decir, pidiendo un poco más de tiempo y tolerancia, queriendo hacer entender que los frutos de los ajustes se traducirán en beneficios para la comunidad a través de la reactivación económica, cosa que se prometió para el segundo semestre; y la situación va de mal en peor.
   Si bien Misiones no es ajena a la situación económica por la que atraviesa el país, por las asimetrías con el Paraguay y Brasil, se le suma el problema del sector agrario. La semana pasada la productores yerbateros se trasladaron hasta Capital Federal juntamente con los tareferos para exponer la problemática del sector y regresaron con la promesa que el gobierno subsidiará los intereses de los cheques posdatados que emita el sector industrial y así el productor cobrará su producto al contado. Es decir que el gobierno subsidiará a los grandes industriales con el pago de los intereses.
    Dentro de este marco económico, los docentes misioneros lograron un piso de un 13 por ciento de aumento salarial al básico desde el mes de febrero siendo la única provincia que adelantó el aumento dos meses. Por otro lado, los sectores de la administración pública acordaron un aumento salarial en forma escalonada del 18 por ciento, significando un esfuerzo extra por parte de la provincia, además de honrar la palabra del gobernador Hugo Passalacqua de priorizar el mantenimiento de las fuentes laborales, buscando general mayor empleo y la de tratar de pagar los sueldos al día con incrementos salariales según las posibilidades que generen los ingresos provinciales.
   Se espera desde los sectores sociales y en parte los gremiales que el gobierno afloje con los ajustes y aumentos y que la economía comience a reactivarse lo antes posible, porque si no aflojan, la situación social a corto y mediano plazo es difícil de predecir.
Fernández, sin deudas
   “Tenemos un municipio desendeudado, de nuestra gestión no tenemos atraso en los pagos” aseguró el intendente Carlos Fernández en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Concejo Deliberante local, de la cual participaron representantes de distintas entidades intermedias y el gabinete municipal. En varios tramos de su discurso, el intendente fue interrumpido con aplausos de sus seguidores que celebraron cada una de las concreciones enumeradas en su discurso.
   En el repaso de gestión, se insistió en el saneamiento económico del municipio de las deudas heredadas de la anterior gestión, se destacaron las inversiones en equipamiento vial y las obras realizadas en diferentes puntos de la ciudad, el resumen abarcó cada una de las áreas del primer año de gestión del intendente Fernández, que también incluyó las obras proyectadas a futuro. En materia de obras públicas, se destacó la proyección de avanzar sobre la avenida de circunvalación en el sector norte de la ciudad que conectaría la Ruta Provincial 5 con la 103, como así también la pavimentación de varias calles y la decisión de avanzar en la extensión de la red de agua potable en varios sectores de la ciudad, lo que incluye la construcción de una nueva planta de líquidos cloacales y la construcción de calles colectoras sobre la Ruta Nacional 14.
   En su discurso, Fernández también hizo referencia al plan estratégico que fuera vetado ni bien asumió su gestión y que es reclamada su puesta en marcha por la Cámara Regional de Industria, Producción y Comercio (CRIPCO). En ese sentido, el intendente adelantó que se estuvo trabajando en las correcciones que eran necesarias, dado que faltaban algunos datos estadísticos y de cuantificación, como ser, por ejemplo: la cantidad de usuarios del servicio del transporte público, entre otros.  En relación al parque industrial, Fernández destacó que se está trabajando en un proyecto en conjunto con el municipio de Leandro N. Alem, con una visión de crecimiento en forma conjunta, idea que siempre se planteó, pero nunca se pudo avanzar por distintas cuestiones políticas.
   Otras de las cuestiones que destacó el mandatario local de su gestión es la creación de la oficina de tierras municipal, a través de la cual se busca la regularización de la tenencia y titularización de las tierras ocupadas, esto, en sintonía con las políticas llevadas adelante por el gobernador Hugo Passalacqua.
   Fernández también envió un mensaje político claramente direccionado al señalar “Que para avanzar, el camino es el debate serio y profundo de las cuestiones que nos preocupan, despojados de actuaciones mediáticas, personalismos y partidismos. Debemos abandonar el yo y comenzar a pensar en nosotros”.
   Al finalizar su discurso, el mandatario local se despidió destacando la gestión del gobernador Hugo Passalacqua y al conductor político Carlos Rovira como fundador del proyecto político misionerista, de manera tal de quedar identificado e incluido dentro del esquema político provincial.
Artículo visitado 86 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone


Categorías: Columnas de Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top