El Torneo Nacional de Ascenso (TNA) es apasionante, y anoche quedó demostrado, porque cuando todo parecía ir a un suplementario, los tucumanos recibieron un regalo del cielo y ganaron 90-89 con un lanzamiento de tiro libre, cuando la chicharra ya había terminado.

Con un libre de Julio Carrizo, luego de los 40 reglamentarios, el equipo de la plazoleta se quedó con el triunfo ante Oberá 90 a 89. Tirrel Brown fue la figura del partido con un doble-doble, hizo 30 puntos y capturó 17 rebotes, además repartió dos asistencias.

Los primeros minutos del encuentro fueron parejos. Martín Gandoy comandaba la ofensiva de los misioneros. Con el correr de los segundos la visita sintió la presencia de Tirrell Brown en la pintura. El extranjero de Mitre tomó varios rebotes ofensivos y convirtió ocho puntos en este pasaje del partido. La poca efectividad desde atrás de la línea de 6,75 por parte de los celestes le permitió a los locales quedarse con el primer cuarto 24 a 20.

Santiago Ludueña con dos bandejas de contragolpe empató el score en el arranque del segundo periodo. El volumen de juego de los dirigidos por Gabriel Albornoz fue creciendo. Facundo Toia comandó la base y sumó puntos, José Muruaga anotó y asistió, Julio Carrizo ingresó desde el banco con ocho puntos bajo el brazo, Luis Argañaraz y Rafael Banegas luchaban en la pintura con Joseph Arkeem. Fue todo de los “Verdes” que se fue al descanso con 12 puntos de ventaja.

Lucas Zurita puso a sus dirigidos a presionar la cancha y luego en su campo se paró en una defensa en zona 2-3. Esto le permitió recuperar balones, que su rival cometiera errores y correr la cancha con Santiago Ludueña, Lisandro Gomez Quinteros y José Montero. Desconcertó a Mitre y consiguió ganar el cuarto 35 a 20 para entrar al último tramo con ventaja de tres puntos.

La fricción en la zona pintada, los nervios y el fervor del público jugaron un papel importante. Poco básquet y más corazón hubo por parte de ambos lados. La paridad en el final se dio con un triple de Pablo Osores a 20 segundos del cierre. Oberá tuvo en su poder la última bola, Martín Gandoy se hizo cargo de la misma. Luis Argañaraz defendió bien el ataque y consiguió correr la cancha. Facundo Toia tomó la naranja, esperó la caída de José Muruaga quien provocó una falta sobre la chicharra final. El capitán terminó desparramado sobre los carteles, la sangre en su rosto no lo dejó ingresar a hacerse cargo de los dos lanzamientos y en su lugar ingresó Julio Carrizo. El juvenil convirtió el primero y selló el marcador final en 90 a 89.

Informe: Prensa Asociación Mitre
Foto: Archivo Misiones Basket

Artículo visitado 59 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Misionesbasket.com.ar


Categorías: Deportes Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top