Tinglado ArquevLas colectividades deberán pagar un millón de pesos en concepto de compensación por los tinglados del Parque de las Naciones que pertenecen a la empresa Arquev.

Tras varios años de pujas y acusaciones cruzadas, finalmente la Justicia en lo Civil y Comercial falló a favor de la empresa Arquev en la disputa con la Federación de Colectividades por los tinglados del Parque de las Naciones que alberga a la feria comercial de la Fiesta Nacional del Inmigrante.
En consecuencia, las colectividades deberán abonar un millón de pesos en concepto de compensación a los propietarios de Arquev, entre ellos el intendente Ewaldo Rindfleisch.
El fallo en primera instancia fue dictado esta semana por el juez Jorge Erasmo Villalba, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial Dos de esta localidad.
En este contexto, fuentes de la comisión organizadora del evento de los inmigrantes anticiparon la intención de apelar la medida.

Conflicto de años
El dilatado conflicto se suscitó en 2007 cuando venció el contrato de explotación del predio por parte de la citada empresa por el lapso de diez años.
Según el convenio original, cumplido dicho plazo la estructura pasaría a manos de la Federación de Colectividades, previo acuerdo entre las partes por el monto de las mejoras, punto en el que radicó el conflicto.
Al no acordar un monto, en agosto del 2008 la Federación de Colectividades promovió una demanda de desalojo contra Arquev, que ese año pretendía impedir la realización de la feria comercial de la Fiesta Nacional del Inmigrante.
El entonces presidente de la comisión organizadora, Erardo Schmidt, aseguró que “la empresa Arquev usó el predio más tiempo del que indicaba el convenio”.
“La federación jamás negará la propiedad de las mejoras. Lo que queremos es que la Justicia diga cuánto se debe pagar, y no de manera arbitraria un monto que no podemos pagar”, explicó Schmidt.
Ya en 2008 la empresa solicitó 528.000 pesos por las mejoras, monto que las colectividades consideraron excesivo.
“Yo no puedo comprometer el patrimonio de las colectividades de esa forma, sobre todo sin tener una tasación real de la estructura”, había explicado Schmidt, quien a su vez recordó que en su momento los tinglados fueron tasados en 180.000 pesos.
Además, el contrato original entre las partes -que venció en abril del 2007- señala que el 80 por ciento de las ganancias por la explotación de la estructura corresponde a Arquev, mientras que las colectividades se quedan sólo con el restante 20 por ciento.
En tanto, en aquel momento la empresa dio a conocer un comunicado de prensa donde argumentó su postura y el reclamo.
“Intentando limar las diferencias que surgieron entre ambas partes, Arquev ha efectuado numerosas propuestas, entre ellos la entrega del edificio y el acuerdo de pago sin la necesidad de adelanto de dinero, pero todas fueron rechazadas. A pesar de los intentos de la firma por llegar a una solución, hemos sido sorprendidos con las declaraciones hechas, donde responsabilizaron a esta empresa con falta de predisposición para entregar las construcciones”, explicaron.

Artículo visitado 346 veces, 1 visitas hoy
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Buffer this pagePrint this pageEmail this to someone

Territoriodigital


Categorías: Destacado Noticias Sociedad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top